Rutinas slow para empezar el año con buenos propósitos.

“En la vida hay algo más importante que incrementar su velocidad” Gandhi

Cómo ya os comenté un día en el blog dónde os hablaba del “slow life”, vivimos en una época de non-stop y mi mayor objetivo es transmitiros a partir de mis productos la filosofía de slow life y ayudaros a conseguirlo.

Por ello hoy os traigo unas rutinas slow para que podamos empezar todos el año con buenos propósitos y ver si así conseguimos vivirlo con más calma.

DEDICA TIEMPO A LA COMIDA

Tan importante es comer bien y sano como dedicarle el tiempo que se merece a cada comida que hacemos al día.

Para empezar, si comes a toda velocidad tu cerebro no asimila la comida que has ingerido y te pedirá más. El cerebro necesita de unos 20min para enterarse que estás comiendo y que tu cuerpo está satisfecho.

Te propongo (ruego) que cada momento de comida que tengas lo prepares con cariño, pongas un bonito mantel, coloques la comida con una bonita presentación en el plato, en definitiva cómo si estuvieses en un restaurante mimándote a ti misma. Y lo más importante que saborees cada comida que ingieres y disfrutes de ella, te concentres en lo que estás comiendo e intentes capturar cada aroma y sabor. Esto te aportará calma y te hará disfrutar mil veces más y también te ayudará a no comer más de la cuenta.

MUÉVETE

Comienza cada día con 30min de actividad física, lo que tu más prefieras, al exterior. Esto te ayudará a empezar el día con más motivación y mejor humor, regularás tus horas de sueño y aumentarás tu energía.

Ve al trabajo andando en vez de en coche, baila en la cocina… Lo que a ti más feliz te haga sentir y te ayude a liberar estrés sin que te des cuenta.

JUEGA – RECONECTA CONTIGO MISMO

Parece que por ser adultos esté prohibido jugar pero no, juega. Saca al niño que tienes dentro y déjate llevar y reconecta con el.

DIVIÉRTETE – SONRÍE A LA VIDA

Grita, salta, baila, ríe, llora, haz el tonto… lo que quieras, pero ¡hazlo! Exprésate como tu lo sientas y no dejes que las tonterías te afecten.

DISFRUTA DE TU FAMILIA

Dedícales tiempo de calidad a ellos. Parece que porque estén ahí siempre pueden perdonarlo todo y no les afectan las cosas pero no es así. Desconecta de todo y céntrate en ellos cuando estéis juntos, jugar, hablar, escúchales, pasear… El tiempo vuela y nunca vuelve.

 

Espero que añadas estas pequeñas rutinas a tu día a día y poco a poco vayas cambiando tu rapidez por la lentitud disfrutando así de cada momento.

¡Que tengas un feliz día!

Con cariño,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras entradas

Acuarelas personalizadas

Brunelda nació con la filosofía de poder crear productos únicos y personalizados donde poder plasmar con mi arte vuestras historias o recuerdos Con el tiempo y adaptándolo a los diferentes

Decora tu hogar con art prints

Con el lanzamiento de la semana pasada de la colección cápsula de art prints muchas me habéis escrito preguntándome como poder combinar las acuarelas para la decoración de distintos espacios,

Pide tu presupuesto sin compromiso